Cocina y negocios

Un blog de Mónica Albirzú

03 de abril de 2012

Malvinas: una dieta poblada de ausencias

A raíz de la propuesta de participar en el Especial sobre Malvinas, en Vuelo de Regreso, el programa radial que conduce Román Lejtman, con una columna sobre la alimentación de los soldados durante el combate, surgió este artículo. Román me contó que de una dieta estimada en 5000 calorías apropiada para un soldado en combate, nuestros soldados recibían apenas 1500. A partir de ahí consulté a un grupo de especialistas, algunos de ellos en directa participación en la guerra.

Destinado en Puerto Argentino en el Comando de la 3ª Brigada de Infantería, el Coronel (R) Marcelo Neumann recuerda que “fue muy difícil alimentarse y se pagó con hambre”. Nuestras fuerzas contaban con cocinas de guerra de 1914, una maquinaria sumamente grande y pesada, difícil de movilizar, que funcionaba a leña. En semejante estepa una cocina echando humo, se ve a kilómetros de distancia. Esto sumaba una restricción más, a la ya compleja dinámica nutricional.

Seguir leyendo…