Cocina y negocios

Un blog de Mónica Albirzú

05 de septiembre de 2013

15 restaurantes argentinos entre los 50 Best Latinoamericanos

Desde Lima. La lista de los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica (50 Best Latam) incluye a 15 restaurantes Argentinos entre los elegidos. Si bien los argentinos no se alzaron con los primeros lugares dentro de la lista, son los que más puestos obtuvieron. Seguir leyendo…

08 de agosto de 2011

Una charla con el chef Jérôme Mathe

Jérôme Mathe es en la actualidad el chef del Café des Arts, el restaurante del  MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), creado en el 2008 en sociedad con el chef Jean Paul Bondoux, a quien considera uno de sus maestros.

Jérôme de 38 años realizó su formación en su país de origen Francia, pero hace ya 12 años que está mostrando sus mejores artes en la Argentina. “Cuando era niño decía que iba a ser cocinero o bombero y finalmente en lugar de apagar el fuego decidí prenderlo”, relata con el entusiasmo de quien ama lo que hace.  Hoy además del Café des Arts comparte con Bondoux  el servicio de catering llamado Cuisine du Sud, realizan en sociedad los eventos de La Bourgogne de Punta del Este,  el asesoramiento gastronómico a hoteles y emprendimientos de la región y forman parte de la Asociación Lucullus destinada a la promoción y difusión de la identidad de la cocina francesa.

– Cuando se habla de cocina francesa uno reconoce claramente el concepto de identidad.  ¿Cree usted que la cocina argentina la tiene?

-La gastronomía argentina hace 10/15 años, se limitaba a la empanada, el asado y no había mucho más y los restaurantes, en general, ofrecían parrilla …. Ha habido una evolución muy importante, gracias en gran parte a la moda de las escuelas de cocina y gracias a la TV que se interesó en la gastronomía, que la encontró atractiva. El cocinero también ha cambiado, antes era una persona de oficio, que no tenía preparación y trabajaba de esto como podía haber trabajado de cualquier otra cosa.  Como en un comienzo todas las escuelas eran privadas y relativamente caras, los que estudiaban cocina eran chicos que venían de familias más o menos privilegiadas, con un poco más de estudio… eso cambió totalmente la fisonomía del cocinero. Tipos como Pablo Massey empezaron a aparecer por las cocinas. Todo esto fue directo al diseño de las cartas de los restaurantes. Los comensales por su parte se interesaron por aprender sobre gastronomía.

Seguir leyendo…